¿CANSADA DE BUSCAR SER PERFECTA?

Aunque algunos ven el perfeccionismo como una virtud, la realidad es que esta compulsión tiene defectos devastadores. Algunos malestares físicos son dolores de cabeza o espalda, insomnio, problemas digestivos, disfunción sexual y trastornos alimenticios como comer de más. En el aspecto emocional y psicológico puede incluir aislamiento, ansiedad, sentimiento de culpa, depresión, tendencias suicidas o sensación de vergüenza al creer que su vida es un “fracaso”.

Si observas, el perfeccionismo es una conducta obsesiva compulsiva en la cual la persona vive en estrés, tensa y agotada por consecuencia física y mental.

Algunos de los consejos para dejar esta mala costumbre y vivir mejor y más feliz, son primero reconocer que lo padeces y una de las señales más latentes es el sentimiento de que hagas lo que hagas no sientes que sea suficiente y consideras siempre que lo pudiste haber hecho mejor, o quizás ves un pequeño error que en realidad no afecta el resultado como un fracaso; otra señal es el miedo a actuar por no querer hacerlo mal.

Una vez que hayas admitido tener un problema, puedes darte ánimos haciendo una lista de personas que admiras y pienses si ellas fueron perfectas al cien por ciento o analiza si sus errores las hacen “menos” como personas.

No veas un error como que no vales igual que los demás. Eleva tu autoestima y no te definas por lo que haces o tienes, sino por la persona que eres aceptando tus virtudes y defectos. No quiero decir con esto que busques la mediocridad sino que siempre des lo mejor de ti pero manteniendo una expectativa realista, o si las cosas no salen como deseabas no te desmoralices y pienses si de verdad aquel defecto arruina todo.

Sé muy bien por experiencia propia que los perfeccionistas no ven matices sino que creen que todo es blanco o negro, bueno o malo, pero la realidad es que la vida no es así, debemos reconocer que existen más matices, prepararnos y hacernos a la idea de su existencia.

Una vez que entiendas que las cosas no pueden ser exactamente como las quieres o planeas y estés dispuesta a dar lo mejor de tu persona sin necesidad de frustración o presionarte al extremo, empezarás a disfrutar más lo que realizas lo que irónicamente te llevará a hacer las cosas mejor pues tu actitud se volverá positiva y relajada.

Piensa que los errores son para aprender y que cada uno de nosotros estamos en constante progreso alcanzando poco a poco nuestras metas. Verás que con un mejor equilibrio en tu vida y sin exigir la perfección, podrás disfrutar mejor la vida y lo que te propongas  realizar.

Yamile Abdel

Consultora en Imagen Pública

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s