CUIDA TUS COSMÉTICOS

Captura de pantalla 2011-07-20 a las 15.49.21

Los fabricantes incluyen conservadores en sus productos para evitar las contaminaciones, no obstante, el paso del tiempo y los ataques de las bacterias vuelven menos efectivos los conservadores, así que deshazte regularmente de los productos que ya no sirva. En promedio, se recomienda que cada tres meses se tire el rimel, los labiales, rubor, sombras y polvo cada uno o dos años y debes estar al pendiente de las fechas de caducidad de las cremas y las lociones. Una técnica sencilla pero efectiva, es que si encuentras un producto de belleza olvidado en el cajón de los recuerdos, lo huelas  y si huele mal, va a la basura, lo mismo debe pasar si su textura o color se ha modificado.

Algunos productos ofrecen un mejor ambiente para las bacterias que otros, por ejemplo, las bacterias no crecen en los polvos pero si les encanta el agua, por lo que tus lociones, rimel o labiales con base de agua son muy propenso, por ello deshazte de todos aquellos que caduquen. Por otro lado, los cosméticos con base de aceite como los labiales, brillos y rubores en crema, pueden llegar a albergar E. Coli y salmonela, bacterias que sólo te harán enfermar si llegan a una herida abierta, ojos o boca.

¿Quieres que tus cosméticos estén limpios? Practica la prevención:

  • Lávate las manos antes de entrar en contacto con el maquillaje. Puede sonar obvio pero es la principal forma en que las bacterias entran en contacto con los cosméticos.
  • Para evitar contraer alergias, evita compartir los cosméticos, y si alguien te va a maquillar, usa tu propio rimel y limpia bien los labiales antes de usarlos, además te recomiendo usar aplicadores nuevos o limpios.
  • Ten cuidado de secar muy bien bolsos de cosméticos húmedos y esponjas mojadas.
  • Los aplicadores de goma espuma no están diseñados para durar y pueden albergar gérmenes, así que mejor compra brochas y pinceles lavables y límpialos con frecuencia.
  • En las tiendas, si están disponibles probadores de maquillaje, deben ofrecerte aplicadores desechables. Si no estás segura de la higiene de los productos puedes probarlos en el dorso de la mano.
  • Lava con frecuencia las esponjas antes de maquillarte.
  • Lava las brochas con champú una vez por semana.
  • Limpia el rizador de pestañas por lo menos una vez por semana.
  • Aplícate las cremas con una espátula o una esponja.
  • No dejes las cremas destapadas.
  • Limpia el bolso para tus cosméticos a conciencia con un trapo empapado en agua jabonosa caliente, o si te animas, hasta puedes meterlo en el lavaplatos.
  • Cuando cambies de color, frota suavemente las brochas con un producto con base de alcohol y secado rápido como el Limpiador de Brochas de M.A.C. (235 ml, 13 dólares) o el Limpiador de Brochas Cover FX (235 ml, 13 dólares). Una vez a la semana, moja las cerdas con agua y frótalas con el limpiador para una limpieza profunda.

Con estos consejos no sólo te verás radiante con tu maquillaje sino que seguro evitarás esos molestos granitos que aparecen “sin razón” o la incómoda comezón en los ojos.

Yamile Abdel

Consultora en Imagen Pública

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s